viernes, 17 de agosto de 2012

Ecuador espera que Perú y Chile puedan resolver sus problemas en La Haya



Juan Cruz Castiñeiras
El embajador de Ecuador en Perú, Diego Ribadeneira, ratifica neutralidad de su país
En entrevista exclusiva al diario LA RAZÓN, el embajador ecuatoriano en Perú, Diego Ribadeneira, analiza la relación de ambos países después que se celebraran los 203 años del grito libertario de su independencia y en un ambiente internacional marcado por el litigio entre el Perú y Chile en el Tribunal Internacional de La Haya por la delimitación marítima.
En la breve conversación que sostuvimos, también se conversó sobre aspectos de la política interna de Ecuador, la situación de la libertad de prensa, la economía, entre otros aspectos. Para Ribadeneira, las relaciones Perú-Ecuador se encuentran en el más alto nivel histórico y considera que es una gran oportunidad para impulsar la integración regional.
De igual modo, ratifica en la entrevista la neutralidad del gobierno de Quito y del pueblo ecuatoriano frente al litigio y están expectantes para que se logre una resolución amistosa frente al litigio.
¿Cómo son las relaciones de su país, Ecuador, con el Perú?
Las relaciones están en el más alto nivel histórico, sin duda alguna. Cinco años de gabinetes binacionales, de reuniones de presidentes, de acuerdos que se cumplen todos los años en temas sociales, de seguridad, defensa, en temas ambientales y en temas que tienen que ver con la búsqueda de una sociedad más justa e inclusiva para nuestros pueblos.
Se habla mucho del apoyo de su país a Chile en el diferendo marítimo que tiene con el Perú. ¿Qué nos puede decir al respecto?
Ecuador espera que Perú y Chile, que son dos países amigos, puedan resolver sus problemas en el Tribunal Internacional de La Haya. Ecuador, obviamente, es neutral en el tema.
¿Existe animadversión del pueblo ecuatoriano hacia el Perú, ya que también tuvieron conflictos limítrofes con nuestro país?
El 26 de octubre de 1998 se firmó el acuerdo de paz entre Ecuador y Perú y ese día se levantó el telón que nos separaba a los dos pueblos. En los últimos 6 años nuestros pueblos están dando al mundo un ejemplo de como dos países que estuvieron separados pueden trabajar juntos; inclusive, pensando diferente porque pensar diferente no es un obstáculo. Pensar diferente de alguna manera fortalece recíprocamente a las partes.
¿En qué piensan diferente los ecuatorianos y los peruanos?
Podría ser en la perspectiva política y económica, en diferentes modelos de desarrollo, pero esos no son obstáculos, son más bien temas que nos complementan y permiten una mejor integración para ir juntos hacia un destino común para nuestros pueblos.
¿Cómo analiza que el Perú asumiera la Presidencia Pro Témpore de la Unasur?
Es una gran oportunidad para impulsar la integración, el Perú tiene una gran diplomacia y una voluntad política de integración evidente. De tal manera, que es la mejor noticia que pudo haber recibido la integración de que Perú asuma la Presidencia Pro témpore de la Unasur.
¿Qué opina que su país tenga su economía dolarizada a diferencia de los otros países de la región?
Ese es un tema muy complicado pero sí debemos decir que el hecho de no tener una independencia, una soberanía en el manejo de la política económica es una desventaja enorme pero Ecuador, sin embargo, tiene una Constitución desde el año 2008 que ha situado al ser humano en el centro de toda la actividad del Estado y estamos trabajando en eso a pesar de esa desventaja de la dolarización.
Será muy difícil dejar la dolarización, quizás eso sería más traumático de lo que significó haber dolarizado la economía.
¿Le recomendaría al Presidente Rafael Correa que salga del dólar?
Esos son temas que manejan el presidente y sus asesores. Él sabe que esos temas son muy delicados y no pueden ser objeto de decisiones tan fáciles como fue el tema de la dolarización hace 10 años.
Usted como embajador en el Perú, ¿qué opina de las declaraciones impertinentes de su presidente hacia un medio peruano?
No creo que hayan sido impertinentes, yo creo que la prensa tiene una importante obligación en la sociedad y es importante que existan controles. La prensa no puede manejar la opinión pública sino tiene solamente que informar.
En sus palabras, ¿hay que controlar la prensa?
La prensa tiene que asumir su alto papel y conocer su responsabilidad.
¿Piensa que la prensa ecuatoriana va contra los intereses de su país?
No necesariamente, hay prensa responsable y otra que no lo es.
Por último, embajador, ¿cómo se fortalece la hermandad ecuatoriano-peruana?
Trabajando en función del desarrollo de los pueblos, ejecutando proyectos y buscando beneficios para los dos países.

Entrevista publicada en el diario "La Razón", edición del martes 14 de agosto de 2012.