domingo, 19 de octubre de 2008

Entrevista al Teniente Coronel (r) Emilio Nani


Usted que estuvo en la Guerra de Malvinas.¿Nos puede decir cuál fue la ayuda peruana brindada a la Argentina ?

Por lo que yo tengo conocimiento, además del apoyo diplomático en todos los fueros en el que hubo necesidad de vincular con el tema la Guerra de las Malvinas, nuestro aliado, como lo fue toda la vida, nuestro aliado histórico fue la República hermana de Perú, la verdadera hermana que tenemos en Latinoamérica, tengo entendido que nos dieron otro tipo de apoyos desde el punto de vista logístico para que Argentina pudiera hacer frente a la guerra en mejores condiciones.

Argentina fue garante de paz de la guerra del 41 entre Ecuador y Perú.¿Qué sintió usted como militar, la venta de armas de Argentina a Ecuador durante ese conflicto bélico?

Para resumirlo en una sola palabra: Vergüenza. Sentí vergüenza porque ese hecho quedo como si Argentina le daba la espalda a nuestro hermano, hermano dilecto, sentí una profunda vergüenza, nunca se me ocurrió pensar que armas fundamentalmente del Ejército Argentino podían terminar en manos de la nación que estaba enfrentada con Perú, esas son las cosas de la política, pero lo más triste de esto que hubiera estado involucrado el jefe del Ejército, que en ese momento era el Teniente General Martín Balza, por más que después él por todos los medios a tratado de desvincularse, como yo digo siempre, ningún ejército vende o se desprende de su material sin la autoridad de la cabeza, por más que el después ha tratado de involucrar a todos sus subordinados para él quedar impoluto, yo creo que el único responsable desde el punto de vista institucional fue el Jefe del Ejército, por eso sentí muchísima más vergüenza.

En el año 2006 surgió la figura del teniente Coronel Ollanta Humala, que disputó las elecciones presidenciales.¿Qué hubiese ocurrido si accedía a la Presidencia del Perú?

No puedo dar una opinión profunda por desconocer el tema, no es un tema en el cuál yo me he ocupado, pero me acuerdo cuando el Teniente Coronel Hugo Chávez se enfrentó a la corrupción del gobierno de su Presidente, lo mire en ese momento con muchísima alegría, porque ví una reacción nacionalista ante la Social Democracia , ante un gobierno que era escandaloso, lamentablemente, después las experiencias me demostraron que me había equivocado de persona.
En el caso de Ollanta Humala, yo tenía conocimiento que era un militar nacionalista, con profundo sentimiento nacionalista, pero sus vínculos con Hugo Chávez me hicieron sonar como una especie de pequeña campana de alarma, por supuesto no voy a opinar con mayor profundidad por no ser conocedor de como se vienen desarrollando las cosas en el Perú.
Tampoco quiero ser ofensivo al agraviar al actual Presidente, pero también las experiencias han demostrado cosas como para preocuparse, no en vano, tuvo que irse del Perú.
Cualquier cosa que se oponga a este tipo de gobiernos corruptos por ahí pueden ser bien vistos, pero vuelvo a repetir en el caso de Ollanta Humala, tengo mis reservas, habría que ver como continúan desencadenándose los hechos en el Perú, pero no quiero cometer la torpeza de dar una opinión formal y exacta de algo que se escapa a mis conocimientos.

En las últimas elecciones postuló para Legislador de la Ciudad , Jefe de Gobierno y Diputado Nacional.
En el caso de haber accedido a esos cargos legislativos y/o ejecutivo en el caso de ser Jefe de Gobierno.¿Qué proyectos hubiese impulsado para integrar a las diferentes colectividades en Buenos Aires?

Qué pregunta difícil, ¿no?. Creo que fundamentalmente es necesario ser muy cuidadoso con este tipo de cuestiones, nosotros somos un país muy abierto a recibir a nuestros hermanos latinoamericanos, pero yo creo que en un momento de nuestra historia, de nuestra vida se descontrolo esa inmigración, yo reconozco que todos los países de Latinoamérica tienen sus problemas políticos, económicos, sociales, de desocupación, etc, pero nosotros también los tenemos, yo creo que los hermanos latinoamericanos ya están incorporados no solamente en nuestros sentimientos sino también en la sociedad, yo no veo expresiones de xenofobia por parte de la sociedad, lo que sí veo por ahí es un abuso a nuestra hospitalidad por parte de algunos sectores de las comunidades latinoamericanas, o algunos miembros de las comunidades latinoamericanas, uno debe aceptar en sus países a gente que tenga recursos como para sostenerse, y no como para invadir las propiedades de otros, usurpándolas para poder asentarse, cualquiera que tenga voluntad de trabajo, voluntad para invertir en el país es bien recibido, pero esa inmigración descontrolada que hemos tenido hasta ahora yo creo que habría que ordenarla un poco, yo no digo que deban cometerse los errores que por ahí se cometen de generalizar, pero es necesario ordenar un poco las cosas en ese sentido.

ENTREVISTA PUBLICADA EN LOS PERIODICOS "BITACORA PERUANA" Y "EL SOL DEL PERU"