sábado, 14 de julio de 2012

Carlos Bruce: “Conflicto de Conga tiene su origen en promesas antimineras de Humala y urge un milagro para resolverlo”



JUAN CRUZ CASTIÑEIRAS
Congresista Carlos Bruce, promotor del proyecto de Ley de Patrimonio Compartido para parejas “gay”, reitera sus propuestas de “unión civil” y aborto solo en casos de peligro de la vida de la madre

El congresista Carlos Bruce, en entrevista exclusiva con LA RAZÓN, considera complicada la solución del conflicto minero de Conga y que la intervención de sacerdotes mediadores hace pensar que se necesita un milagro para resolverlo. A su criterio, el origen de este problema peliagudo está en las promesas antimineras del presidente Humala cuando era candidato y su conversión en pro minero luego que asumió a la jefatura del Estado.
“Este cambio de posición es lo mejor que le ha sucedido al país, porque nos ha permitido seguir siendo un país receptor de inversiones a diferencia de otros países como Argentina, donde por el control de cambios ningún inversionista está pensando en ir”, dice.
En otros temas, adelanta que no volverá a Perú Posible y respecto al tema “gay” sustenta que lo que él ha planteado es la unión civil con el fin de que el estado les garantice a estas parejas tener bienes en común. A continuación sus declaraciones:
¿Cuál es su balance del primer año del Poder Legislativo en el actual régimen del presidente Ollanta Humala?
Hay cosas positivas y por supuesto negativas. Lo positivo es que se ha instalado un nuevo Congreso que ha dado un montón de leyes que han permitido implantar lo que en su momento manifestó el Presidente de la República, como el tema de Pensión 65, programas sociales como Beca 18, la Ley de Consulta Previa a las comunidades nativas.
De tal forma, el Congreso ha ayudado a que el gobierno legalmente elegido haya instalado las principales promesas que ha ofertado a la población.
¿Y el aspecto negativo?
En el aspecto negativo está el tema de la confrontación, del mismo Presidente del Congreso, Daniel Abugattás, que se dedicó a administrar de mala manera el Poder Legislativo con el programa de gestores y el querer hacer un club de playa en Punta Negra, y otras cosas injustificadas. Ojalá que en este año se puedan resolver los problemas.
¿Cómo cree que podría resolverse la crisis que sacude al país entero debido a las protestas antimineras?
No es fácil porque es una crisis que se genera y enerva por un cambio de posición del Presidente Humala que era antiminero cuando era candidato y ahora que es Presidente es pro inversión.
Esto hace que mucha gente considere que ha traicionado las promesas que en su momento dijo, se ha generado ahí un caldo de cultivo que ha exacerbado estas protestas.
¿Y qué hubiera pasado si el presidente Humala mantenía la posición antiminera que le caracterizó cuando era candidato?
Creo que el gobierno actúa responsablemente, ellos pudieron haber tomado un camino irresponsable que le podía haber costado mucho al Perú, pero el Presidente decidió cambiar de posición y asumir una posición responsable y defender el estado de derecho y las reglas de juego de un estado democrático.
¿Cuál hubiera sido el costo de mantener la posición antiminera?
Esto ha permitido que el país siga siendo un país receptor de inversiones a diferencia de otros países como Argentina, que por el control de cambios ningún inversionista está pensando en ir. Felizmente nosotros nos vamos a distinguir de ellos.
¿Le concede esperanza de solución la designación de dos sacerdotes como facilitadores?
Es complicada la resolución de este conflicto, creo que el hecho de que haya dos sacerdotes metidos de mediadores nos hace pensar para muchos que se necesita que se produzca un milagro para resolver este conflicto.
Pasando a otro tema respecto a su futuro personal ¿Piensa reintegrarse a Perú Posible o acercarse más al APRA?
Esto último está descartado, no voy a regresar a Perú Posible en absoluto, no sé qué camino tomaré. Actualmente estoy en una alianza con los 4 congresistas del Partido Aprista y este año en el que me tocó ser vocero de esta alianza parlamentaria tuve una gran relación con apristas.
Ahora una pregunta franca y directa ¿Por qué aceptó tomar las banderas de la comunidad homosexual?
En general yo soy una persona liberal, liberal en lo económico y en lo político, y dentro de la ideología liberal está en respetar las decisiones que el ser humano puede tomar siempre y cuando no perjudiquen al resto. En ese sentido, que una persona tenga menos opciones que otras por opciones sexuales, es realmente cavernario.
Esto ¿lo convierte en un abanderado de la comunidad homosexual?
Esto no me convierte en un abanderado de la comunidad homosexual, eso sería un galardón que no merezco.
Con todo respeto, ¿usted es parte de la comunidad homosexual?
Nunca hablo de mi vida privada.
¿Es consciente que la Iglesia Católica está en contra del mal llamado “matrimonio homosexual”?
Nadie ha planteado eso, lo que se ha planteado es la unión civil y que el estado le garantice tener bienes en común.
¿Qué opina sobre la adopción de niños por parte de los homosexuales?
Ese es un tema que tiene que conversarse mucho y ahí tendremos que escuchar a los psicólogos y ver si el niño adoptado tendría problemas psicológicos. En este punto estoy dispuesto a que me convenzan, no tengo una posición al respecto.
Respecto a la permisividad del aborto. ¿En qué circunstancias cree que debería darse luz verde al aborto?
No se puede hablar del aborto como tal, si se aborta porque está en peligro la vida de la madre, por supuesto que estoy a favor.
¿Y respecto a la posición de la Iglesia Católica que no aprueba el aborto en ningún caso?
Además, la ley está a favor del aborto terapéutico, algunos sectores de la Iglesia Católica están en contra de eso, lo cual me parece absolutamente absurdo. Quisiera ver a la madre de todos esos curas si está en peligro de muerte, a ver qué opinan del aborto para salvar la vida de las madres.
¿Y de las personas que recurren al aborto simplemente para evitar la maternidad?
Ahora, en el otro extremo está el aborto como método anticonceptivo, de eso no estoy de acuerdo.
¿Y en los casos de las mujeres violadas que no quieren tener el hijo engendrado por esa violación?
En el medio hay situaciones muy grises como, por ejemplo, si una mujer ha sido violada y no quiere tener el hijo que engendró, ahí también estoy dispuesto a que me convenzan, porque entiendo perfectamente que la mujer que daría a luz ese niño tendría un trauma muy grande, pero también entiendo que el niño no tendría la culpa, pero ese el punto de intermedio entre los dos casos del aborto.
Hay que ponerse en la piel de esa mujer. ¿Se inclinaría porque sea ella la que tome la decisión?
Me inclino más a dejar que la mujer decida.

Entrevista publicada en "La Razón", edición sábado 14 de julio de 2012.