martes, 23 de febrero de 2010

"A 30 años de la muerte de Haya de la Torre" : Nilda Rojas Bolívar.


Este año se cumplieron los 30 años de la muerte de Víctor Raúl Haya de la Torre ¿Usted como aprista que recuerdos tiene de él?


En verdad yo tengo una imagen que la retengo en mi pensamiento todo el tiempo y que creo que es el norte de mi conducta como aprista.

Cuando lo conocí a Haya de la Torre recién tenía 16 años. Mi padre me llevó al local de la Casa del Pueblo en Alfonso Ugarte cuando todavía se daban los coloquios en el Aula Magna y estábamos ahí y eran casi las 10. 30, 11 de la noche y yo estaba casi dormitando porque no estaba acostumbrada a ese tipo de reuniones, pero luego entró él, un hombre omnipotente, yo lo veía enorme, un hombre gigantesco, bueno yo soy pequeña, pero a mí me parecía gigantesco no solamente por el tamaño sino por la forma como manejaba el escenario, por la forma como conducía esa reunión.

Entró y la primera pregunta que hizo fue la siguiente, a su estilo como él empezaba los coloquios, dijo: “Para ustedes, ¿Qué es lo que está primero los intereses del partido o los intereses del país?,” entonces una gran mayoría dijo: Los intereses del partido, un grupo minoritario dijo: Los intereses del país.

Haya reaccionó enérgicamente y dijo: “No, ¿Quienes han dicho que estaban primero los intereses del partido?; los intereses del partido están en 2° lugar, los intereses del país están en 1° lugar”, ¿Los intereses personales?, y la mayoría dijo en el 3° lugar, no- dijo Haya- “Ustedes están equivocados, los intereses personales están en el último lugar”.

Realmente esa fue la lección más grande que yo aprendí y el problema yo creo que en todos los partidos políticos, no solamente en el APRA, se presenta cuando se anteponen los intereses personales a los intereses del partido y, por supuesto, se olvidan de los intereses del país.


Usted como recuerda más a Haya de la Torre. ¿Cómo un líder político o como un luchador social?


En verdad yo no creo que Haya fue el gran luchador social sino que fue el filósofo, el político, el social demócrata, el estadista, el humanista y el creador de la doctrina filosófica del espacio tiempo histórico.

Realmente yo creo que si algo hay que rescatar y sentirnos orgullosos los apristas es de esta doctrina que nos dejó Haya de la Torre como un visionario adelantado a su tiempo.


¿Qué significa el Día de la Fraternidad para los apristas?


La fraternidad sirve para conmemorar, de hecho conmemora, el natalicio del jefe del partido.

Él nació un 22 de febrero de 1895 en Trujillo, su ciudad natal, entonces, para nosotros los apristas esa fecha la instauró el “Cachorro” Seoane como el Día de la Fraternidad cuando Haya de la Torre estaba en prisión justamente en una de las tantas prisiones que sufrió por su lucha por la justicia social en el Perú.


El tema acuñado por Haya de la Torre: Indoamérica. ¿Nos puede explicar un poco más porque Haya de la Torre llamaba a nuestro continente Indoamérica?


Efectivamente yo lo sentí eso no solamente cuando tuve que hacer mi primer viaje a Ecuador y luego a Bolivia y después a Colombia, resulta, pues, que somos una misma comunidad andina que tenemos las mismas características, similares problemas, similares logros a veces y yo creo que no podemos dividirnos, o sea, creo que Indoamérica es la Patria Grande.

Así como Estados Unidos es una gran potencia porque ha reunido a todos sus estados, Indoamérica junta debería hacer lo propio. Es esa la concepción de la gran unidad latinoamericana.

No nos olvidemos que Haya de la Torre es el precursor de esta gran integración económica social de los pueblos de Indoamérica.


¿Qué nos puede decir sobre todo a nosotros los jóvenes que no tuvimos la posibilidad de conocerlo a Haya de la Torre, que tenemos que recordar de él básicamente?


Hay que leer a Haya de la Torre. Yo no soy tan joven, yo ya tengo 60 años, pero lo conocí a él cuando tenía 16 años y fue muy poco lo que pude disfrutar de él porque ahí fue la dictadura de Velasco y ya no pudimos tener esa relación mayor como pudieron tener otros compañeros que sí vivieron con él, estuvieron cerca de él.

Lo he conocido más a Haya de la Torre leyendo sus obras, leyendo sus cartas a los prisioneros apristas, leyendo la historia del aprismo en general, leyendo todas sus obras. Sobre todo a mí la que más me ha impresionado es Espacio Tiempo Histórico, yo creo que ahí es donde está lo fundamental del aprismo, es decir, cuando Haya dice hay que conocer la realidad de los pueblos para poder transformarla, eso es lo más vibrante que podemos decir de Haya de la Torre.


O sea la forma que tenemos nosotros los jóvenes de conocerlo a Haya es a través de Haya, a través de sus escritos.


Sí a través de sus escritos. Yo creo que esa es la mejor forma de hacerlo.