viernes, 18 de septiembre de 2009

Entrevista al Ex Embajador del Perú en Argentina, Martín Belaunde Moreyra.


¿Qué nos puede decir del día de la hermandad argentino peruana, recordando el desembarco del General argentino Don José de San Martín en la Bahía de Paracas?


Eso fue en septiembre de 1820, creo que es una fecha que merece ser resaltada y se dio inicio a la guerra de emancipación en el Perú, antes había habido sublevaciones entre ellas una 6 años antes de Mateo Pumacachua que fue reprimida por los realistas.

Usted me habla de la figura de San Martín yo creo que la figura de San Martín es una figura que tenemos en común Perú y Argentina y creo que es el ejemplo del gobernante que antepone a sus ambiciones personales la necesidad de cumplir una función que estuviera destinada a asegurar la libertad de nuestro continente.

Yo diría que el valor fundamental de San Martín es ensalzar la libertad y deponer su ambición personal, su valor fundamental es no pretender perpetuarse en el poder, su valor fundamental es un ejemplo de servicio a la comunidad que estuviere muy por encima de su ambición personal y es por eso que cuando se retira del Perú al ver que no podía continuar la guerra de emancipación dejó libre el camino para que Bolívar cumpliera la tarea que el había iniciado, regreso a Chile, regreso a la Argentina y luego se autoexilio en Europa, es un ejemplo de desinterés, es un ejemplo necesario cuando en nuestro continente tenemos esa urgencia de la llamada reelección, la reelección presidencial inmediata, en mi modesta opinión, es un atentado contra la democracia por las experiencias que hemos tenido, entonces yo creo que en estos momentos el mejor homenaje que le podemos hacer a esta suerte de patrón conjunto que tiene Argentina, Chile también, Chile fue liberado gracias a la acción de San Martín, y el Perú es enaltecer nuestras libertades, respetar nuestras libertades, vivir en paz y no incrementar en exceso los gastos armamentistas porque desgraciadamente el exceso de armamentos puede crear la lógica perversa de tener que utilizarlos, entonces, yo creo que antes de hacer recuerdos históricos que ya lo conocemos, por lo menos la gran mayoría, yo diría que el ejemplo es fundamentalmente vivir en paz, en democracia, atemperar los gastos en armamentos, respetar la libertad de prensa, respetar el derecho de crítica, respetar el derecho a la libertad de expresión y asegurar que las garantías fundamentales de todos y de cada uno de los ciudadanos no sean violadas ni amendentradas por ninguna intervención gubernamental.

Ese sería en pocas palabras mi homenaje al Libertador San Martín.


¿Por qué el Perú si bien es san martiniano y bolivariano, el peruano en general reconoce más la Independencia a San Martín que a Bolívar?


San Martín y Bolívar son 2 figuras epónimas del Perú, concretaron los que los propulsores de la Independencia no habían logrado y ambos salieron del campo político, prematuramente si se quiere, San Martín por decisión propia cuando se retiró del Perú en el año 1822, a los dos años de haber venido y Bolívar con más vicisitudes, incluso con una pelea con el Perú en el año 1829, pero a ambos se los recuerda por esa gesta y por esa decisión de defender la libertad.

Los seres humanos no somos perfectos, al ensalzar a nuestros Libertadores no debemos convertirlos en semidioses y sobre todo debemos tratar de que su nombre sirva para las políticas de este siglo, por eso digo, la mejor forma de honrarlos es respetar la libertad.