martes, 29 de septiembre de 2009

Peronismo por Moisés Ikonicoff.


Este año se cumplieron 35 años de la muerte del General Perón. ¿Qué nos puede decir sobre el General?


Habría tanto que decir sobre el General que cualquier cosa que uno afirme del General es banal, habría que hablar de sus características generales, sus actitudes, sus condiciones naturales a conducir, a crear un movimiento que es el único que se mantiene en América Latina y en el mundo desde hace 50 años.

Yo lo conocí en otro aspecto que no es en un aspecto particularmente valorizado que es el rol de intelectual, Perón era un hombre de gran lectura, de gran sabiduría y de gran conocimiento. Yo tuve la oportunidad de visitarlo en Puerta de Hierro en Madrid, en varias ocasiones y me acuerdo la biblioteca que él tenía en el living con libros espectaculares “Vidas paralelas” de Plutarco, etc, era conocedor de los romanos, de los griegos, a él le apasionaba historia.

Cuando él era joven hizo un estudio de los orígenes de las lenguas patagónicas, ya que él estaba destinado a las guarniciones, y además era un hombre que estaba muy abierto a todo lo nuevo, a todas las nuevas corrientes de opinión en el mundo y yo tuve la ocasión en esa época después cuando vino a Argentina le volví a hablar pero era Presidente y no tenía mucho tiempo para hablar de esas cosas y murió al poco tiempo, pero, tuve la oportunidad de hablarle de ecología.

En esa época había aparecido el famoso libro “Límites al crecimiento” , que había sacado el Club de Roma que fue el primer grito de alerta sobre el calentamiento global, sobre el agotamiento de los recursos naturales y sobre la valorización de los recursos renovables y los no renovables por eso cuando vino a Argentina hizo varios discursos diciendo que la Argentina iba a tener un gran futuro, que era una fuente de recursos renovables, cosa que ahora se está comprobando sobre la necesidad de respetar las reglas de la ecología.

Evidentemente en el 73 nadie comprendió nada, la gente se estaba matando a tiros, en vanas e ilusorias peleas de poder, de discusiones que realmente fueron dentro y fuera del peronismo.

Evidentemente con ese tipo de violencia el General no pudo hablar y poner en prácticas las políticas correspondientes que aprendió durante los 18 años de exilio.


¿Nota algún paralelismo entre Perón y Haya de la Torre?


Haya de la Torre tiene una impronta marxista, su indigenismo en un esquema de luchas de clases, pero fue el primero en reivindicar el indigenismo en Perú y hablar de la Patria Grande, hablar del país latinoamericano y ese es un gran mérito de Haya de la Torre.

Yo diría que Perón eso lo entendió totalmente y fue el propulsor de la unión de los países sudamericanos comenzando por el famoso ABC, Argentina, Brasil y Chile, que finalmente no se concretó demasiado en su segunda Presidencia y después Perón era fundamentalmente más universal que Haya de la Torre.

La Argentina además era un país más universal que el Perú por ejemplo en los orígenes del aprismo.


¿Cómo debemos recordarlo los jóvenes que no tuvimos la suerte de conocerlo al General?


Recordarlo como un gran Presidente, un hombre que creó una generación, varias generaciones de argentinos con fe y esperanza y con la creencia por fuera de utopías sangrientas, fuera de la violencia, que después se encaramó y arruino este país.

Fue un pensador de la política y un práctico, un hombre que haría de la praxis una aplicación de sus conocimientos y cada una de las conferencias de Perón, porque Perón no escribió excesivamente pero cada conferencia de Perón era, cada charla, cada discurso de Perón era un ejercicio de inteligencia y pedagógico.