lunes, 19 de octubre de 2009

Entrevista al Padre Alfredo Sáenz.


¿Cómo ve la situación de la Iglesia Católica en Argentina?

Participa en la situación de la Iglesia en el mundo, hay en este momento, una gran campaña contra la Iglesia que se dedica a burlar los grandes valores que la Iglesia ha defendido siempre, tratando de exponer la doctrina de Cristo y eso provoca dificultades, también, no solamente para afuera de los que están en la Iglesia en el sentido que se aminora la confianza que se tiene a la institución divina y se la ve como una institución humana llena de pecados y de fallos, se sabe que la Iglesia no es pecadora en sí misma, en sí misma es una, santa, católica, apostólica en su esencia, en su doctrina, en sus santos, en sus mártires pero es pecadora en muchos de sus hombres, muchos a veces, sacerdotes y pastores son pecadores, sabemos eso hasta por los diarios.
En la época actual se insiste mucho en eso para denigrar a la Iglesia y mostrarla como una sociedad más, formada como todas las sociedades con gente inequa tal vez y eso no es así. Lo que fundó Jesucristo es santo aunque los hombres seamos pecadores, hay que tratar de hacer esa distinción.
La Iglesia sufre ese combate y aún dentro de la Iglesia también está instaurada una lucha interior porque hay ideales que son disolventes de la tradición católica, a veces de la doctrina, se ponen en cuestión muchas cosas que no se ponían anteriormente, a veces cuestiones dogmáticas, por ejemplo, hay algunos teólogos en Europa que niegan la resurrección real de Jesucristo, dicen que solamente es una imaginación o que los apóstoles tuvieron el convencimiento de que vivía pero no es que resucitó realmente, son cosas que afectan duramente a la Iglesia.
También la Iglesia está herida interiormente como ha pasado en otros siglos pero la crisis actual es muy importante.
Hay una crisis global exterior a la Iglesia y la que repercute en el interior.

¿A que piensa que se debe la campaña en contra de la Iglesia de parte del gobierno argentino?

Es parte de una campaña mundial no es que es un gobierno suelto que obra de esta forma sino que si uno va a España ve cosas semejantes y más incisivas, no hay que entender más que lo que dice San Agustín que hay 2 ciudades, la ciudad de Dios, que es la que exalta la figura de Dios y pone al hombre en dependencia de Dios y la ciudad mundana que tiene por Rey a Satanás y que está enfrentada con Jesucristo que es el Rey de la ciudad de Dios, hay una lucha que dura todos los siglos, parte de esa lucha son los conocimientos humanos, hay gobiernos que ayudan a la Iglesia para la salvación de los hombres, hay gobiernos que se oponen y dificultan, que ponen trabas, que niegan la moral cristiana, en la realidad ha sucedido esto en distintos gobiernos, no me voy a meter más con este gobierno sino que es en general.
Es parte de un combate secular no es un invento de ahora este es un jalón de un gran combate que hace 5 siglos ha estallado en el mundo.

¿Qué opina de la masonería?

La masonería es una sociedad claramente condenada por la Iglesia Católica, es una sociedad que no es mala por ser enemiga de la Iglesia es mala sobre todo por lo que dijo el Papa León 13 que es el que la condenó en una Encíclica muy importante, Humanum Genus, el Papa dice que es una sociedad que tiene por bandera el naturalismo, es decir, la exaltación de la naturaleza en la negación del orden sobrenatural, es decir, el hombre se salva porque usó los medios, el hombre tiene que buscar los valores humanos, el valor de la solidaridad, el valor de la tolerancia, de la comprensión y si existe un Dios, ellos hablan del Supremo Arquitecto, es un Dios remoto, lejano, que no se mete en las cosas de la tierra, de la historia, que los hace a los hombres y luego los deja obrar a su arbitrio y en algunos casos, porque dentro de la masonería hay grupos, que niegan toda la existencia de Dios.
Pero eso no es necesario en toda la masonería hay algunos sectores que son más virulentos que otros pero lo importante no es eso, es la exaltación desmedida de la naturaleza, la naturaleza es grande, es importante, pero declararla que tiene todos los medios necesarios para la salvación y redención del hombre sin tener que recurrir a nada sobre natural eso es para mí la quinta esencia de la perversión masónica.

¿Qué significó los sacerdotes tercermundistas?

Fue un momento. No todos con mala voluntad, algunos queriendo trabajar dentro de cierta pobreza asumieron algunas ideas que no eran de la doctrina social cristiana que provenían de sectores del marxismo, de ideales marxistas, sobre todo, los iniciadores de eso, por ejemplo, el padre Gutiérrez que es un peruano que todavía vive, él fue uno de los iniciadores que escribió un libro que se llama “ Teología de la liberación” y sostenía que Marx era una de las personas que había que atender, no el único, ciertamente y quería una especie de mezcla entre el cristianismo y una visión secularizada de la historia y hasta marxista, entonces, esto provocó una fricción en la Iglesia y hubo un documento romano contra la teología de la liberación mostrando sus errores.
El tercermundismo argentino nació antes que la teología de la liberación pero está muy emparentada con ella, más o menos, son presupuestos muy semejantes.

¿Se metería en política como hacen otros sacerdotes?

No francamente, mi misión no es esa, puede haber algún caso en la historia que algún sacerdote haya entrado en política pero casos muy puntuales, muy particulares que yo no veo que se cumplan en mí de ninguna manera.