martes, 27 de octubre de 2009

Libro: "Estévez vida de un cruzado"-Autor: Federico Addisi.



¿Por qué ese nombre “Vida de un cruzado”?

Es una buena pregunta pero leyendo el libro lo van a averiguar. Los que no tienen la posibilidad de leerlo, el “Toto” como lo llamaban los que lo querían vivió el conflicto con Gran Bretaña como una guerra justa, con la épica y la fe religiosa que lo caracterizaba, era un ferviente católico, peleando por una causa justa contra un enemigo impío, protestante, entonces esas dos características más las características personales de Estévez me pareció que daban con el título, además de su determinación.

¿Cuánto tardaste en escribir el libro y como recopilaste información?

Por lo general los libros que yo hago me surgen de la propia actividad que yo hago en el Instituto Juan Manuel de Rosas, a veces uno escribe un artículo o da una conferencia, entonces, se mete en un tema y empieza a abundar en información que complemente o desarrolle ese tema y es ahí como aparece el meollo de la cuestión y después uno va ampliando y así se fue dando este libro.
En particular la información me la facilitó la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas y a través de ellos me puse en contacto con la hermana de Estévez que vive en Misiones y ella fue la que me facilitó el material más íntimo, las cartas, algunas fotografías que aparecen en el libro, datos filiatorios, eso me lo dio la hermana.

Hay un dato muy curioso que vos decías que Estévez cuando era niño jugaba a los soldaditos que iban a recuperar Malvinas. ¿Esto de alguna manera como puedo repercutir cuando él tuvo la posibilidad de ir a luchar en Malvinas?

Bueno eso tiene que ver con el título también como él se preparó toda la vida para eso como una cruzada, de chico no solo jugaba con los soldados sino lo que yo referencio en el libro es lo que me comentaron sus familiares que él diseñó y guionó, o sea, escribió y dibujó una historieta donde el superhéroe se llamaba Rob Dip, Rob de Roberto que era su nombre de pila y Dip nunca pudimos saber por qué que era un gaucho con capa que iba por todos lados defendiendo la causa argentina pero especialmente la de recuperar las Islas Malvinas, eso lo hizo desde pequeño, entonces desde ya que repercutió en su vocación castrense y en su objetivo de vida que era recuperar las Islas.

¿Por qué elegiste a Estévez y no a otro combatiente para escribir un libro?

Es una muy buena pregunta, yo creo que hay muchos que merecen que se narre su historia, si vamos a aquella vieja idea de que toda nación necesita un mito fundador o un mito en sí, o necesita valerse de héroes me pareció que frente a tantos entre comillas héroes o figuras que pretenden hacerlos pasar como ejemplos era tiempo de narrar la historia de un héroe contemporáneo, argentino, que dio la vida por nosotros y me pareció que el caso de Estévez por su determinación, por su preparación a través de su vida para entregar la vida como la terminó entregando era un caso ejemplar. Pero ciertamente tenés razón hay más héroes de Malvinas que tienen un testimonio que debería ser destacado.

¿Qué significó para Estévez su jefe el Coronel Mohamed Alí Seineldín?

Significó mucho porque era el espejo en el cuál él se miraba como oficial, aparte el Coronel Seineldín fue jefe de Estévez en el Regimiento 25, en Malvinas no estuvo bajo sus órdenes porque el Regimiento 25 fue dividido en diferentes compañías y fueron designados a diferentes misiones en diferentes lugares pero el Coronel Seineldín en el continente, en Chubut, en donde estaba y está el Regimiento 25 sin duda fue el ejemplo de oficial en el cuál se vio reflejado Estévez y al cuál imitó.

¿Cómo jugó el facto religioso?

ó el factor religioso?Esa es una linda pregunta por eso también tiene que ver con el título, fue determinante en cuanto a la convicción de estar dando el buen combate, y de esa cosmovisión si se quiere o creencia de que un soldado que está dando la vida por el prójimo y cumpliendo con el santo deber de defender a su Patria y le toca ofrendar su vida está pasando a la vida eterna y Estévez tenía un fuerte, un fortísimo componente religioso católico que ya le venía de educación y de herencia de su padre que era católico tradicionalista.