jueves, 22 de septiembre de 2011

Defendamos al Cardenal




Lamentablemente hace muchos años se entabló en el Perú una campaña en contra del máximo representante de la Iglesia Católica, religión mayoritaria del pueblo peruano, que es el Cardenal Juan Luis Cipriani.
Esta campaña mediática se entiende en el contexto de la Revolución Mundial Anticristiana que tiende a destruir los valores cristianos, los valores éticos y morales que el catolicismo brega.
Una de las formas más explícitas de esta revolución es atacar insistentemente a los representantes de la Santa Iglesia Católica.
En el Perú últimamente se viene atacando sistemáticamente en algunos medios de comunicación y difusión a S.E.R Monseñor Juan Luis Cipriani, quien es el Arzobispo del Perú y por lo tanto el Obispo más importante del país. En los últimos meses el conflicto en la PUCP (Pontifícia Universidad Católica del Perú) fue un tema muy tratado y bastante maltratado en los medios nacionales.
El Arzobispado fue demando por las autoridades universitarias, quienes empezaron un clima beligerante contra el Cardenal o sea contra la Santa Iglesia Católica dignamente representada por él.
Hace pocas semanas S.S. Benedicto XVI mediante una resolución papal respaldaba a S.E.R Cipriani, quien tiene el apoyo de la mayoría de los Obispos del Perú.
El problema de la Católica es algo que se podría resolver o empezar a resolverse si las autoridades toman conciencia que si dicen representar a una universidad "católica" y "pontificia", las resoluciones o sugerencias de la Iglesia Católica y más aún las resoluciones pontificias deben ser acatadas y no atacadas.
Sin lugar a dudas en esta Revolución Mundial Anticristiana donde inmorales, protervos y apóstatas atacan a la Iglesia que es una, santa, católica, apostólica y romana, no tenemos que dudar de que lado ponernos.
Uno de los amores que tendría que tener el hombre es a Dios y a la Patria, cuando ofenden a la Patria uno la defiende sin vacilar, más aún si ofenden a Dios representado terrenalmente por el Papa y los representantes de la Iglesia.
Ojalá que el representante del Vaticano logre entablar el ansiado diálogo con los directivos de la Universidad encabezados por su Rector Marcial Rubio Correa y que se ajusten a derecho y realmente la prestigiosa Universidad Católica del Perú sea en primer lugar prestigiosa por su catolicismo encuadrado en las normas de la Santa Sede.



Por Juan Cruz Castiñeiras