martes, 12 de mayo de 2009

Entrevista al Ex Concejal de Quilmes, Juan Carlos Colela.


¿Qué significa para la ciudadanía las elecciones que se van a venir el 28 de junio?


Brillante la pregunta, porque está es la pelea de dos sectores del capital, un sector del capital que es el capital financiero y por el otro lado el capital comercial, si bien el capitalismo todo en su conjunto tiende a acumular en base a la plusvalía del trabajo, el capital productivo, comercial e industrial por lo menos dan trabajo, producen bienes y servicios y permiten ocupaciones, en cambio el capital financiero trae desocupación, evasión de capitales y caída de la productividad de bienes y servicios.

Por eso yo creo que nosotros tenemos que orientar nuestro voto a candidatos que expresen a los sectores productivos del país, por ejemplo en la Ciudad de Buenos Aires, son candidatos el señor Prat Gay y el señor Heller, uno empleado de la banca Merrill Lynch en el Fondo Monetario Internacional (FMI), y el otro Presidente del Banco Credicoop que hasta ayer era socio del City Group, entonces calculen ustedes como ellos se van a armar, los sectores populares, tenemos que apoyar a candidatos que muestren su honestidad política gastando poco en la campaña electoral.

El candidato que gasta mucho en la campaña electoral, es porque está cagando al pueblo, porque esa plata que gasta en la campaña después de una u otra forma se la hace pagar a los sectores del trabajo y la producción.


¿Qué significan las denominadas candidaturas testimoniales que propone el oficialismo?


Esas no son candidaturas testimoniales, en la Ciencia Política, candidatura testimonial es la que se levanta para dar testimonio de una fe, aunque no se vaya a obtener un cargo electivo.

Estas son candidaturas tramposas, o por lo menos si dan testimonio dan testimonio de la trampa, del engaño y en ellas se embarcan todos los capitostes del Gran Buenos Aires, cuya vinculación es con los sectores económicos más espurios, la inseguridad en la Provincia de Buenos Aires, no es una casualidad, muchas tienen sus verdaderas cuevas en los ámbitos de los gobiernos municipales, lamentablemente yo he sido parte de un gobierno municipal, hay una trama interna que es permanente en los gobiernos municipales que es casi imposible desarticular, yo renuncié a mi cargo de Concejal, porque no podía pelear más contra esa trama, porque a esa trama para destruirla hay que pegarle muy fuerte y no se le pega tan fácil desde un cargo legislativo, entonces esa trama es la que va a mover todo el aparato político para tratar de ganar las elecciones para este gobierno.

Pero que es lo que pasa este gobierno es muy malo, un gobierno ladrón, tramposo, mentiroso, pero la oposición es peor, están los bandoleros esos de De Narváez, y de la “gorda” Carrió, y de la “Gorda” Stolbizer, que realmente son todavía peores que el gobierno.


¿Cómo analiza que en un contexto de crisis de gobernabilidad en Latinoamérica, la Bolivia de Evo Morales, la Argentina de los Kirchner, en países más moderados como el Perú de Alan García no ocurra esta crisis política como en los países anteriormente mencionados?


Lo que pasa es que tiene que haber racionalidad en el manejo de la cosa pública, este gobierno que tiene algunas ideas que son correctas cae en manos del capital financiero por su enorme falla administrativa, porque ha dedicado estos 5 años ha armar aparatos políticos y a gastar los recursos públicos en vez de producir desarrollo, por eso es que el modelo que nosotros proponemos para la organización política, para reconstruir el poder político en el campo del pueblo es el frente amplio, donde puedan hacerse presente lo mejor de las culturas del campo del pueblo, ya vengan del cristianismo, del radicalismo, del peronismo o de fuerzas como la de ustedes que expresan a un sector importantísimo de América Latina , porque el APRA significa una organización americana y no solamente peruana, no lo digo yo, lo decía Víctor Raúl Haya de la Torre que fundó el APRA en México no en Perú para que sea un movimiento revolucionario de toda América Latina.