miércoles, 16 de noviembre de 2011

Entrevista al Alcalde de La Victoria Alberto Sánchez Aizcorbe.


¿Cómo analiza la gestión tan criticada de la Alcaldesa Susana Villarán?

No quiero hacer un juzgamiento integral en este momento, hay un nuevo estilo de trabajo, una nueva modalidad pero la percepción en estos momentos es que no se avanza como uno quisiera.
Creo que hay por un lado planteamientos de tipo ideológico, cultural, que son interesantes pero no hay la contrapartida de la parte técnica de la buena gestión, creo que ahí se produce el vacío, puede haber un buen planteamiento, incluso ideológico, una concepción de manejar la ciudad con una participación vecinal intensa pero si eso no va acompañado de una gerencia en la ciudad para resolver los problemas concretos como buscar una solución en el caso de la Parada en La Victoria, ya hemos entablado conversaciones y se ha llegado a un planteamiento de que no se puede postegar más de abril de 2012 el traslado de la Parada.
En eso estamos, hay una indefinición, un año difícil en el cual ha habido un cambio de gobierno nacional y por supuesto municipal, todo eso ha generado una cierta zozobra.
No quiero hacer un juzgamiento integral y decir descalifico la gestión o no estoy nada de acuerdo con la gestión, quiero esperar hasta el próximo año para tener una posición más clara.
Espero que se corrija esa especie de inmovilidad que ha habido en estos 10 meses y que salgan las cosas adelante.
Creo que hay buena disposición de parte de la Alcaldesa pero me parece que hay mucho estudio alrededor de su actividad, demasiado pensar las cosas, demasiada falta de decisión de parte de algunos de sus gerentes, yo creo que si eso se corrige en los próximos meses podríamos tener un mejor juzgamiento.
Lo mejor que puede suceder es que Lima avance, que no haya zozobra en algunas iniciativas que se puedan presentar.
La democracia es eso, se ha elegido por un periodo de 4 años y hagamos lo posible para que la gestión sea fructífera para la ciudad.

¿La Alcaldesa Villarán considera la opinión de los Alcaldes distritales?

Por el momento no, espero que eso con el tiempo se corrija.

¿Cómo es administrar un distrito tan importante y tan popular para Lima como es La Victoria?

Para mi ha sido un desafío, lo busque al desafío y creo que estamos progresando, de haber recibido un distrito con una deuda enorme, con grandes hechos de corrupción, con atraso de sueldos, era la segunda deuda más grande del Perú después del Callao, enfrentar todo eso que era una gran queja contra la autoridad, además la informalidad que había de pago de arbitrio predial que era el ingreso principal de la Municipalidad donde había gran evasión, ahora eso se revirtió y la población ha entendido que hemos hecho las cosas bien.
Los temas de transporte nos siguen agobiando a nivel distrital, hemos tenido la satisfacción de que un proyecto que era un sueño, el del tren eléctrico se ha concretado con la llegada del tren a la estación Grau, eso le va a dar un impulso muy grande no solo a Gamarra sino a La Victoria en general.

Lamentablemente La Victoria está sindicado como uno de los distritos más peligrosos de Lima, ¿cómo se puede combatir la inseguridad que todavía subsiste?

Creo que es más la fama que tiene y ha tenido La Victoria, nosotros aplicando la ley zanahoria hemos reducido las muertes violentas
Lo que sucede es que hay mucho hurto menor lo que da una sensación de inseguridad muy grande, creo que hemos dado unos pasos muy grandes pero no vamos a bajar la guardia, la Policía Nacional debe estar con toda su capacidad y nosotros con nuestro serenazgo apoyamos la acción policial y esperemos que esto continúe así.

¿Qué nos puede decir del emporio Gamarra que es admirable a nivel nacional e internacional?

Así lo consideramos nosotros, es una realidad, estamos trabajando en la parte de mantenimiento físico, de seguridad y de limpieza.
También estamos viendo el tema ampliación de zonas e ir más allá del Damero A, de 30 manzanas, para ir a las zonas limítrofes del damero de Gamarra para que puedan recibir las máquinas nuevas que se usan ahora y también ver la producción del diseño y que las reuniones de los empresarios sean con el auspicio de la Municipalidad para impulsar la creatividad.
Eso es para nosotros muy importante porque tiene trascendencia mas allá de las fronteras y por eso hemos arreglado el tema de informalidad que había dentro de Gamarra.
Hemos pasado en La Victoria de 10.000 licencias a más de 30.000 y vamos a seguir en la formalización porque para poder exportar te tienes que formalizar.

Usted que lleva varios años como Alcalde, ¿tiene aspiraciones para ser Alcalde de Lima?

Creo que todo Alcalde distrital piensa eso en algún momento, yo no se si lo voy a pensar pero no me desanima para nada ese reto.

¿Cómo se hace para administrar un municipio distrital cuando a veces las demandas son mayores que los ingresos?

Lo que ofrecí, lo cumplí. Cuando asumí los trabajadores hace 5 meses que no cobraban y hoy cobran puntualmente sus sueldos y gratificaciones.
Para obras tenemos muy pocos recursos por eso hay que apoyarse en el gobierno nacional y metropolitano, eso hemos hecho pero siempre nos faltan fondos, la deuda es la segunda más alta a nivel del Perú de casi 300 millones de soles y eso no lo puedes hacer con lo que recaudas en estos momentos.
Estamos buscando una ley que nos proporcione la tranquilidad de un fondo permanente y no tener que estar peleando y extendiendo la mano para que nos apoyen como te decía el gobierno municipal o nacional.

¿Cómo se hace para mejorar la recaudación sin necesidad de aumentar impuestos?

Los hemos aumentado en Gamarra, lo que pasó es que en Gamarra se pagaba poquísimo, hemos puesto la mano donde hay producción, ingresos y grandes utilidades. Ese era el caso de Gamarra.
En el segundo año de gestión tomamos la decisión de sincerar y aumentar los impuestos, sin embargo, a nivel internacional es un impuesto bajo.
Para poner un ejemplo una tienda de 10 metros cuadrados pagaba 48 soles al año, 4 soles por mes, eso era absurdo.
Lo aumentamos a 16 soles mensuales y dicen que le subieron 400% los impuestos, eso ya lo comprendieron y se solucionó ese problema.
Se tiene que pensar que el pago de impuestos es una obligación de todos, se puede exigir pero también se tiene que ser consciente de los deberes.

Entrevista publicada en "La Razón".