miércoles, 23 de noviembre de 2011

Entrevista al Congresista Humberto Lay.


¿Cómo es su arduo trabajo en el Congreso de la República?

En estos días estamos muy ocupados en la Comisión de Ética, investigando y analizando todos los casos que se han presentado de Congresistas que tienen algún tipo de problemas jurídicos y ,sobre todo, de presunta violación del código de ética.
Son varios casos y algunos de ellos son muy sonados, de mucha resonancia en los medios de comunicación que obligan a un trabajo rápido, hecho con mucha responsabilidad y mucha objetividad.

¿Además del trabajo en la Comisión de Ética que otras labores está desarrollando en el Congreso?

A través del despacho estamos trabajando proyectos de ley, pero la Comisión de Ética es lo que me tiene abocado en este momento.

¿Cuál es el poder político y económico que tienen los pastores evangélicos en el Perú ya que dos de ellos, Julio Rosas y usted encabezaron listas parlamentarias?

No hay tal cosa como un poder político y económico. Sencillamente como ciudadanos de este país vemos los problemas y al ver que hay problemas con la clase política hemos querido intervenir aportando con principios y valores que son parte de nuestra vida y manera de ser para tratar de colaborar con otros ciudadanos peruanos que con sencibilidad y buena voluntad quieran ayudar a cambiar la imagen de la política que tiene bastante corrupción en nuestro país.

Usted como religioso, ¿qué piensa de la Revolución Mundial Anticristiana que tiene mucha repercusión en los medios y que ataque constantemente a eclesiásticos y a S.E Monseñor Cipriani?

Yo creo que eso es parte de la vida en el mundo, cuando uno plantea el tema de Dios, los valores y los principios, la demanda de Dios y de una vida correcta y santa, lamentablemente, siempre habrá rechazo y ataques. Eso sucede siempre.

¿Usted insta a las personas con valores y a los religiosos a que participen en política?

El hecho de que uno sea religioso no significa que uno sea perfecto. cuando gente que profesa una Fé sea católica o evangélica entra en política depende de su constancia y firmeza en cuanto a la Fé y las convicciones para no sucumbir ante presiones o tentaciones que siempre tiene la política.
Hace muchos años Lord acton dijo en una oportunidad que el poder tiende a corromper y el poder absoluto tiende a corromper absolutamente, tiene esa característica, tiende a corromper pero depende de nosotros de cada persona para que sus convicciones y su Fé prevalezcan y no se dejen llevar o arrastrar por esa tendencia del poder.

¿Los medios están ayudando a la gobernabilidad o la están profundizando aún más?

Yo diría que la prensa de investigación está ayudando a descubrir los casos de corrupción que son muy abundantes en nuestro país.
Pero, por otro lado, la misma prensa cuando generaliza, enfatiza descaradamente y no publica al mismo tiempo lo positivo no está ayudando mucho a la gobernabilidad y a la paz en nuestro país.

¿Su trabajo en la Comisión de Ética es reconocido?

Creo yo que sí, al menos las encuestas y la opinión de los medios de prensa nos alientan porque reconocen un trabajo objetivo porque hasta el momento no estamos blindando a nadie pero tampoco persiguiendo a nadie.

Entrevista publicada en "La Razón".