viernes, 2 de diciembre de 2011

Entrevista al Alcalde de Cajay (Ancash), Pablo Huerta


Usted recientemente fue escogido como uno de los cien mejores Alcaldes del Perú por la Asociación Nacional de Periodistas. Nos puede decir, ¿qué se siente administrar un distrito como Cajay?

La administración del distrito de Cajay es una ardua y gran tarea, tenemos muchos proyectos y gestiones para atraer inversión de diferentes fuentes de financiamiento como de la región, de los Ministerios y de la iniciativa privada. Mi distrito tiene muchas necesidades, por eso nos vemos obligado a buscar inversión ya que nuestro presupuesto es muy limitado para luchar contra la extrema pobreza que azota nuestra región.


¿El Presidente Regional César Álvarez se está ocupando de los sectores marginados y de los pueblos del interior de Ancash?

A los pueblos de Conchucos es de lamentar le está dando un apoyo mínimo; en tal sentido estoy presentando proyectos como, por ejemplo, la realización de canales de irrigación a fin de sentar las bases para afrontar la pobreza. No nos podemos quedar con los brazos cruzados.

Usted es uno de los alcaldes que tiene el Movimiento Acción Nacionalista del Perú - MANPE, ¿nos puede comentar como está trabajando su partido?

El MANPE está trabajando muy fuerte y en unión, coordinadamente, por eso es que tenemos una gran aceptación entre la población; esta situación nos ha permitido lograr la victoria en varios distritos que habían sido olvidados por el Presidente Regional César Álvarez.Por lo demás, nuestras gestiones son muy aceptadas, nos mantenemos en permanente coordinación con el presidente de nuestra organización, Lombardo Mautino que realizó una gran labor como Alcalde de Huaraz, quien nos asesora en forma constante.

A propósito de Lombardo Mautino, ¿qué nos puede decir sobre él?

Lo admiro y felicito porque fue un pionero en el departamento de Ancash, pues reconstruyó la ciudad de Huaraz que fue arrasada por el devastador terremoto que azotó la ciudad el 31 de mayo de 1970.
Hizo algo que los diferentes gobiernos que se sucedieron desde aquel momento no hizo. De manera que él y el MANPE que fundó, sin lugar a dudas, son alternativas viables para la solución de los problemas a nivel regional y para reemplazar al gobierno tan cuestionado de Álvarez.