miércoles, 21 de diciembre de 2011

Entrevista al Congresista Juan Carlos Eguren.

¿Nos puede comentar su trabajo legislativo?

Como parlamentario reelecto he seguido el tránsito de una primera etapa donde hay una efervesencia de presentar varios proyectos de ley y proyectos declarativos.
Hoy con un poquito más de experiencia y madurez estoy prefiriendo dedicarme a temas más de fondo como por ejemplo la ley de equilibrio fiscal, la ley de equilibrio público, ahí pretendo tener una participación un poco más activa.
Por otro lado estoy incursionando en temas más novedosos que tienen un vacío en el Perú como son los delitos informáticos, que ya estamos trabajando en eso, la tecnología ha venido avanzando a gran velocidad y no dejará de hacerlo, a través de este avance se ha avanzado, también, a nuevos tipos delictuales que no están debidamente tipificados y generan vacíos legales, por eso ese tema me parece sustancial en la era de la información, de Internet.
Otro aspecto que hemos trabajado mucho es el tema de justicia de paz, en el Perú existen más de 5.000 jueces de paz que no son abogados y esa es la justicia más inclusiva desde mi punto de vista porque es la que está en los lugares más remotos, en los pueblos más alejados y requiere de soporte institucional por parte del Poder Judicial dándole una mirada desde el Congreso para fortalecer el mismo.
El Perú no tiene un déficit de normas sino de calidad y de seguimiento de las mismas. Salen muchas leyes que nunca se aplican o se aplican mal por eso estoy abocado a la fiscalización y control político de ellas.
Somos un estado ineficiente, lento, burocrático, poco transparente y en muchos casos corrupto, con poco nivel presupuesto para obras publicas y eso implica hacer importantes modificaciones para fomentar la inversión pública.

¿Porque piensa que muchos de sus colegas valoran más la fiscalización que el tema de hacer proyectos legislativos?

Porque, tal vez, el principal déficit que tiene el Perú es de fiscalización, tenemos una nivel de corrupción muy alta, tenemos una sociedad en general que ha perdido valores y principios, somos muy proclives como sociedad a la corrupción.
El hecho de que se le pague a un mal policía 10 soles para resolver una falta de tránsito
al lado de un niño que puede tener 4, 5 o 6 años realmente lo marca para toda la vida de como debe resolver los problemas.
Seguramente cuando ese niño tenga que pasar un examen ya no serán 10 soles sino 100
y cuando tenga que entrar a un trabajo tendrá que pagar 1000 soles, peor aún si ese joven llega a ser Ministro, político, Presidente de la República, Juez o Fiscal la tarifa habrá subido.
El acto de corrupción es exactamente el mismo solo variaron los ceros entre 10 soles y un millón de soles.
Entonces si no atacamos eso con una política de estado, con una política a largo plazo para corregir el tema de principios y valores vamos a seguir con una sociedad con una incidencia de corrupción muy alta.

Hablando de valores, ¿qué opina del matrimonio homosexual que, lamentablemente, alguna gente apoya?

El matrimonio es una institución entre hombres y mujeres, ahora dentro del ámbito de la tolerancia y el respeto a las opciones sexuales que uno pueda tener, creo que debe haber una legislación que regule las relaciones entre personas del mismo sexo, que garantice el desarrollo patrimonial y el tema hereditario también, pero no el tema de matrimonio.
Estaríamos hablando de uniones civiles solamente pero no de matrimonio.

¿Qué opina respecto al aborto?

El aborto es sinónimo de homicidio, estamos hablando de la muerte de una persona indefensa cosa que no podría ser avalada ni jurídica ni moralmente.
La Constitución y el avance de la ciencia señalan que desde la concepción hay vida, en consecuencia una persona de 3 meses, 9 meses o 50 años es una misma persona y quitarle la vida es exactamente lo mismo.
Debemos orientar para la prevención del embarazo no deseado, a la responsabilidad de los jóvenes, a crear valores y principios para evitar los abortos que son una realidad, evitarlos no solo con castigo sino más bien con actos preventivos.

Ustedes que en el PPC tienen una concepción cristiana, ¿qué nos puede decir de la Revolución Mundial Anticristiana que, lamentablemente, tiene repercusión en varios medios de prensa?

Eso pasó en toda las épocas que ha habido movimientos de fortalecimiento de la cristiandad y movimientos que se oponen fuertemente a ellos.
En estos momento vemos una carencia de espiritualidad en el mundo, los cristianos en general y los católicos en particular tenemos un rol particular que desde el estado debemos fomentar a lograr esos valores y principios cristianos.

¿Qué opina de los ataques que está sufriendo el Cardenal Cipriani desde parte de la prensa y de algunos políticos?

Estamos en un país de libertad, hay que buscar la tolerancia, la prudencia, el respeto mutuo y el debate ideas que es garantía de una sociedad civilizada pero se debe cuidar a las personas.
Debemos ser duros en las ideas pero muy suaves cuando se trata de las personas porque ella tiene una dignidad que debe ser siempre cautelada y protegida.

ENTREVISTA PUBLICADA EN "LA RAZON".