jueves, 29 de diciembre de 2011

Entrevista a Lourdes Flores Nano.


¿Usted es consciente que en la última década se convirtió en la mujer más importante en la política del país?

Han sido muy generosos conmigo los que me han respaldado, creo haber jugado un rol muy importante en la política peruana abriendo el camino a lo que creo que será una realidad: que una mujer gobierne nuestro país. Pero creer que fui la más importante no lo creo, sí que fui una persona que trató de abrir ese camino y me alegro mucho de haberlo hecho defendiendo los ideales en los que creo y a mi partido.

Usted se postuló dos veces a la Presidencia y una vez a la Alcaldía de Lima y las tres veces perdió , ¿fue muy importante por que el PPC y una mujer podían alcanzar estos importantes cargos o fue un fracaso?

Obviamente no fue un triunfo, habíamos competido para ganar pero creo que al partido en esta última década lo hemos colocado en una opción de ganar, tuvimos una gran aceptación del Perú urbano y rural emergentes, que es el Perú del futuro.
Es evidente, también, no podemos cerrar los ojos que no hemos sido capaces de calar en otra parte del electorado.
En esta década fuimos conscientes que no es verdad esa llamada volatilidad del elector, hay una cierta conscistencia en el voto y hay un voto que nos ha respaldado.
De modo que no puedo sentir alegría por no haber alcanzado la meta, tengo autocrítica y lo exprese en un documento luego de dejar la Presidencia del partido, pero está la satisfaccción de haber hecho lo mejor posible.

¿El Perú es un país machista?

Yo no creo que eso haya jugado, al contrario, ser mujer fue positivo. En mi caso el no ser madre en una campaña jugó en mi contra.
Creo que estamos avanzando y cada vez más peruanos vayan optando por una propuesta más sensata, moderada y responsable. Creo que incluso este gobierno si actúa con sensatez y logra la inclusión social va a incorporar al electorado a sectores medios que tienden a ser moderados.

¿Los medios fueron despiadados con Usted ya que en el 2006 una declaración de su padre que fue mal entendida le ocasionó problemas en la campaña y ,también, el audio que fue revelado en las ultimas elecciones?

Yo soy una persona respetuosa de la libertad de expresión y en consecuencia aunque encuentre adversidad en el periodista que me interroga o en el medio que propala las noticias, siempre fui respetuosa.
Nunca hice una critica o dije algo incorrecto pero en la campaña municipal fue un poco la cerecita del helado, ya que eso rozó con acciones delictivas con la propagación de audios tomados como fruto de la interceptación.
Ya no tengo ningún comentario que hacer, en mi propia experiencia fue algo muy aleccionador y en la experiencia política es algo que habrá que analizarse con serenidad.

¿Es un aliciante que haya perdido con un dos Ex Presidente como Alan García y Alejandro Toledo y frente al Presidente Ollanta Huamala?

No es un aliciante ya que uno compite para ganar siempre, yo no lo endulcoro. No logré mi victoria, no logré lo que aspiraba, pero conduje al partido en la lógica de ganar, salíamos de una época donde se luchó mucho contra los partidos políticos, salíamos de una década de corrupción, el mensaje taladrado en la década del 90 en forma tan fuerte todavía tiene repercusión, eso hemos combatido.
Hemos combatido la sensación de que la política no podía hacerse seriamente, que no se puede hacer a través de partidos. La meta era ganar y no lo logramos, estamos satisfecho con lo que hicimos e insatisfechos con los resultados obtenidos. Dejo un partido insatisfecho y con ganas de ganar.

Usted compitió dos veces contra Alan García, ¿qué opina de él?

Es un gran político, nos hemos medido mano a mano. Fue un gral rival
Obviamente el Alan García maduro, más mesurado que aspira a ubicar al país en el desarrollo yo lo respeto mucho más que al joven impulsivo y equivocado de la década del 80.
Ha sido un honor competir con Alan García, creo que por esas competencias he logrado tener su amistad.

Usted que es muy querida por pepecístas, ¿no considera que el desafío pendiente fue trabajar mejor con los comités del exterior?

Hemos hecho un gran trabajo tanto en el 2001 y 2006 como también en esta elección con Pedro Pablo. Claro es verdad los hemos organizado con ocasión de la campaña, siempre hemos obtenido la mayor votación en el extranjero y tenemos núcleos organizados muy fuertes en EEUU y en España.
Angela Balarezzo nuestra secretaria en Madrid, por ejemplo, es muy activa, acaba de formar la asociación amigos pepecístas en Madrid.
Hay núcleos pero será el reto para esta nueva dirigencia que los comités que se aglutinan durante la campaña electoral puedan tener una actividad más prolongada.

Lula antes de ser Presidente de Brasil se presentó en muchas elecciones presidenciales y perdió, ¿su caso puede repetirse?

A mí siempre me han contado la historia del Presidente Allende que le decía a sus amigos "Yo no quiero que en mi epitafio se coloque una lápida que diga murió intentando ser Presidente".
Es verdad algunos me recuerdan a Lula, Rajoy es Presidente de España después de 2 derrotas consecutivas.
Por supuesto en política siempre hay opción. Solo Dios tiene preparado mi destino, ya entregué la posta, lo que creo que es el eje para ganar.
Tenemos que ser diferentes sin dejar de ser nosotros mismos, ese es el pequeño gran detalle. Para comenzar tenemos un nuevo rostro, un nuevo líder, Raúl Castro Stagnaro, pero ese líder tiene que tener una presencia nacional, un liderazgo y debemos apuntalarlo para eso.
Quizás nuestro Presidente sea un posible candidato presidencial, eso lo definiremos en su momento.
Pero esta la búsqueda de un nuevo liderazgo que tiene que sustituirme en el rol que cumplí en esta década.

¿Cuál va a ser su futuro político?

En lo concreto estaré a disposición del PPC, al servicio de mi partido.
Vamos a ver, la vida da vueltas y uno no sabe su destino, mi rol será colaborar con esfuerzo y mucho entusiasmo.

El gran problema de Villarán es la falta de liderazgo algo que a usted le sobra, ¿postularía nuevamente para la Alcaldía en 2014?

Eso si lo niego enfáticamente, gracias a Dios el partido ha promovido una nueva generación política y creo que nos sobran cuadros políticos de primerísimo nivel, tenemos juventud con experiencia municipal.
Tenemos alcaldes distritales de la talla de Rafael Santos o Jessica Vargas que podrían perfectamente proyectarse como candidatos o a Rafael Álvarez en Carabayllo o Emilio Chávez en Cieneguilla o Evans Sifuentes en Independencia o a Guillermo Fernández en Punta Hermosa, son líderes de enorme envergadura que pueden proyectarse hacia Lima, así que en el 2014 hay que proyectar a los que tienen tareas distritales para que postulen a una gestión metropolitana. Espero apoyarlos en lo que pueda para que eso sea posible.

¿Hubo políticos invitados al PPC que traicionaron o se comportaron mal con el partido?

Sí, la experiencia es aleccionadora y nos debe obligar a eso, porque gente formada en la casa se va.
Es posible que eso en la década donde estaba presidiendo al partido haya ocurrido.
Unidad Nacional fue un gran proyecto, nació de una coyuntura y no fue suficientemente fuerte, lo digo con toda razón mirando la década, la fragmentación tampoco es buena, la fragmentación política nos ha hecho mucho daño.
Espero que mi partido siempre esté a la altura de buscar lo mejor para el país y para nosotros después.

Sinceramente como tomaba la imitación de Jorge Benavides hacia su persona, ¿era una ofensa o una forma de atraer votos de otros sectores?

Siempre en politíca hay que tener sentido del humor, esas cosas son parte de la farándula política y hay que tomarlo como tal. Político que se pica pierde.

Usted por lo general fue la candidata del PPC en los últimos años, ¿eso se debía a su liderazgo o al personalismo con el que conducía el partido?

Lo segundo lo descarto absolutamente, lo que condujo a ello fueron las circunstancias, la del 2001 fue difícil y fue un desafio, veníamos de una elección desastrosa en el 95 y las cosas salieron bien.
En el 2006 si reconozco que asumí la candidatura por el partido y fue un impulso poderoso y queria ser Presidenta de la República.
Luego me tocó una tarea de responsabilidad que era postular a la Alcaldía de Lima, cumplí mi deber y me siento muy feliz de haberlo hecho.
Cuando en 2011 no había opción y lo serio y lo lógico era sumar no dude en conducir al partido a una candidatura como la de Pedro Pablo Kuczynski y creo que él fue un magnifíco candidato.
Creo que he asumido con responsabilidad las tareas que me correspondían.
No tengo dudas en confesar que el momento en que quise ser Presidenta de la República fue en el 2006, esa fue la campaña para la que trabajé denodadamente, conquisté una gran parte del electorado del Perú pero nos faltó otra gran parte del Perú.
Lo digo con toda humildad para que buscar más explicaciones: No pude. No poder es un acto humano de humildad después de haber agotar el esfuerzo.
Hay que reconer que algo falta o algo distinto hay que hacer y ojalá eso lo encuentren los nuevos rostros del partido.

Usted en su larga trayectoria política nunca estuvo vinculada a hechos de corrupción ni se lo sospechó en ellos, ¿su caso es excepción o es regla en la política peruana?
Yo he procurado siempre actuar con corrección, en el 2010 se me cuestionó por un acto profesional, pero siempre digo que la ética no tiene que estar desvinculada de la política,
es más una campaña la conduje en esa dicotomía, decencia vs corrupción.
Creo que la población reclama una conduccion política ética.
Los partidos tenemos una gran responsabilidad, en formar cuadros y formar líderes.
En esta década he formado una generación que hoy en día está en los primeros lugares de la escena política y eso me llena de orgullo y satisfacción.
Ese era mi deber, mi deber era conducir el tránsito, construir un puente entre la generación fundadora y los jóvenes. Ahora viene un nuevo reto y una nueva tarea para las próximas generaciones.
¿Por qué han querido asociar al PPC como partido de los ricos?
Es una tesis que arrastramos desde que en el Perú visionariamente los fundadores defendieron la libertad económica, enfrentaron la nacionalización argumentando que por ese camino no se conduce a una socidad más justa y con menos pobres.
Entonces se nos acusó de derechistas, de pro taiwaneses, etc.El tiempo nos ha dado la razón, las tesis izquierdistas de la revolución no triunfaron, los sectores populares en el Perú no hicieron en su migración del campo a la ciudad la revolución sino forjaron su progreso personal y eso en el Perú va a seguir así.
García tuvo en el año 2006 la habilidad de lanzarme un dardo mortal que era: La candidata de los ricos, lo cual no supe contestar.
El programa social más importante que el partido ha hecho fue en el 2006, y esas fueron fallas de comunicación gravísimas.
Tenemos el Alcalde de Laberinto en Madre de Dios, y algunos en la serranía, lo que pasa es que faltan que más rostros del Perú profundo representen al PPC y salgan a la luz.
¿Existe un complejo de una parte de la población que asocia al PPC con gente de clase media alta y de descendientes de europeos?
Hay quienes trataron de caricaturizaron así y mediáticamente lo han hecho, pero los votos demuestran sostenidamente que a nosotros nos ha acompañado el Perú urbano popular, no solo el Perú mesocrático, el Perú urbano popular nos ha respaldado y eso dista a ser la imagen del Perú reducido a 4 familias dueñas de nuestro país. Nosotros hemos sintonizado con el espíritu de superación de los migrantes urbanos, ahora hay que encontrar el mecanismo para llegar a más personas.
¿Piensa que hay un ataque de algunos sectores de la prensa a los partidos políticos asociando al APRA con la corrupción y al PPC como un partido minoritario?
Hay una tendencia en la prensa ha cuestionar la vida política y a los partidos, ese eco, repito, viene del discurso antipartido de la década del 90, hay algunos casos particulares que pueden ayudar que el descrédito de la política sea mayor, es verdad que en general la tendencia mediática tiende a minorizar el rol de los partidos.
Yo saludo al 4ª poder del estado que es la prensa, pero me gustaría más que la prensa resalte las cosas buenas.
Es verdad hoy día somos una minoría en el país, no somos la mayoría, pero somos una institución republicana y me siento orgullosa de eso y lo vamos a defender con la vida cuando eso haga falta.

¿Qué piensa de los ataques de algunas personas a los líderes políticos que no tuvieron hijos, como Haya de la Torre o usted, ¿eso que tiene que ver para el buen desarrollo de un dirigente?

Esa es una pregunta interesante, lo que pasa es que en el imaginario popular ha existido de por vida que el prototipo del Presidente era un hombre casado y con hijos, de pronto aparece en la escena una mujer soltera y sin hijos que era las antípodas del modelo que tradicionalmente se había impuesto y no es fácil.
El no ser madre ha sido un problema mucho más punzante en las campañas, incluso, para las perspectivas femeninas ya que en la visión ciudadana hay prototipos que hay que ir cambiando.
Creo que ha sido interesante que haya habido un respaldo importante a quien no representa ese prototipo tradicional.

¿Es el desafío pendiente de su vida ser madre?

Bueno, bueno, no se si es un desafío porque no se si lo seré, pero digo con toda sinceridad eso es algo que me hubiese gustado ser.
A esta altura de mi vida creo que ya no lo seré, pero sí me hubiese gustado ser madre, si por supuesto. Tengo el más grato recuerdo en mi vida de mi madre ausente.

¿Se puede decir que usted suplantó parte de su vida personal y de sus sentimientos por el amor a la política y a su partido?

No lo suplanté pero es evidente que mi vida ha tenido un sesgo tremendamente fuerte por la influencia que la política ha tenido desde que a los 18 años decidí entrar en ella.
Llevo más de la mitad de mi vida dedicada a la vida política de una u otra manera, le doy gracias a Dios de eso. Claro la política marcó mi vida.

¿Fue un paso grato estar 10 años en la vida política del país o hubo gente que se comportó mal con usted o la ofendió?

Si volviera a nacer probablemente volvería a hacerlo, si alguien me preguntara si vale la pena hacerlo diría hazlo de todas maneras.

¿A que se debe el cariño que tienen los pepecístas hacia su persona?

Con ellos desarrollamos algo importante, nosotros nos llamamos amigos, sin importar de donde uno venga.
Creo que entre nosotros se ha cultivado una genuina amistad, la amistad hace que se tengan lazos de hermandad, ha sido muchos años en la vida que hemos compartido juntos y esa amistad se ha agrandado.
Estoy orgullosa de decir que mis correligionarios son mis amigos.

¿Se puede decir que el PPC es el partido que más oportunidad les da a las mujeres?

Creo que es un ejemplo por las oportunidades que nos han dado, hoy hay dos alcaldesas en ejercicio en Lima y una alcaldesa en el interior, hay un centenar de regidoras que nos están representando en todo el país, hay parlamentarias, en fín, es un partido que brinda importantes oportunidades a las mujeres.
No ha habido la menor mezquindad al reconocer mi liderazgo aún por los más conservadores del partido.

¿Alguna vez sintió miedo al estar en un ambiente complicado como es la política?

No nunca, decidí estar en ella desde los 18 años y es parte de mi vida.
Como el título del libro de Mario, diría en política yo me siento como pez en el agua, por supuesto cometí errores y tuve fallas para llegar a mis metas pero la política es parte de mi vida y nunca dejará de serlo.
Ha sido un complemento importante desde mi juventud.

¿Sus padres como tomaron que una hija mujer se inmiscuya tanto en política?

Me han acompañado siempre, en mi casa se declaró la vacancia del Presidente Fujimori, he tenido a ellos a mis mejores colaboradores con total cariño y entrega.

¿Cómo piensa que el peruano dentro de unos años la va a recordar?

No lo sé, no creo haber hecho grandes cosas para ser recordada.
Si creo haber cumplido, me gustaría poder seguir aportando mucho más a la vida nacional, me gustaría también que al cabo de muchos años se piense que he sido una persona consecuente porque así lo soy.
He dicho que los líderes de mi partido han sido visionarios y esta década ha sido de consecuencia, no creo haber traicionado un ápice la lealtad a los principios de los que he sido formada.

¿En un ambiente donde se destacan mayoritariamente los hombres le resultó difícil estar?

Vuelvo a repetir, yo no he sentido que el ser mujer halla sido limitante, en esos mis contrincantes nunca me han denostado por ser mujer.
Salvo Toledo en la campaña del 2001 se refería a mí como la señorita Flores, pero mi condición de no ser madre es algo que llama la atención.

¿Por qué en el Perú a la personas que no tienen hijos se le cuestiona su vida sexual y se las asocia con la homosexualidad?

Es un simplismo que responde, probablemente, a no concebir a que la nueva generación de varones y mujeres no necesariamente hagan vida de pareja, en mi vida ese capítulo está abierto, eso puede venir en cualquier momento pero creo que a veces hay un simplismo muy fuerte en esa concepción.

¿El peruano es buen ciudadano a la hora de votar?

Se deja influenciar mucho por la impresión, eso es inevitable. Ese es el gran peso de los medios de comunicación y tenemos que convivir con eso.
Tengo mucha fe de que las redes sociales terminen siendo mas poderosas que la imagen y el esteriotipo que los medios transmiten.

Ahora que dejó la Presidencia del PPC va a tener la responsabilidad de saber que muchas personas siguen confiando en usted para la solución de los problemas nacionales?

Eso lo he sentido siempre, el dejar la Presidencia no me aleja de la política y de mi partido.

ENTREVISTA PUBLICADA EN "LA RAZON".